lunes, 2 de noviembre de 2015

En cada amanecer

En cada amanecer, abro los ojos y vuelvo a despertar. Del sueño efimero al sueño real. Actores sin telon aguardan sin preparar su guion, sin entender los lazos que unen y desunen esta obra sin final. Abro los ojos y vuelvo a despertar, cada vez mas atenta, cada vez mas despierta. Ya Apague el piloto automatico que me hacia aterrizar, y descubro como cada pieza puede encajar. Abro los ojos y vuelvo a despertar. Cambie el escenario, libere los miedos y aprendo de cada maestro. Mas dimensiones en este espacio tan infinito y pequeño. Y guardo sin saberlo este ahora para olvidarlo de nuevo. Instantes d fuego. Abro los ojos y despierto de nuevo...

martes, 7 de abril de 2015

Quiero amarrarme a las Ramas de este arbol insensato, que ha pasado los años arraigado al mismo sendero.
Ha bañado sus raices con agua limpia, con agua helada.
Arbol del sendero enseñame a crecer de nuevo.

Enseñame a vestirme con el color primavera, enseñame a ir perdiendo todo lo que ya no importa, todo lo que ya no sirve. 
Arbol forastero que nunca pisaste otro terreno, enseñame a arraigarme a este terreno mojado, enseñame a fortalecer mis raices,
como debil flor, como injerto estancado, enseñame a agarrarme a este suelo.
Arbol de la noche, arbol de los soles enseñame a florecer tras el invierno.

Necesito que estes despierto para observar como la llama se apaga, como el calor se deshace en esta noche de invierno.
Observa, y cuida que con un alarido de viento no se haga tan grande que pueda quemar este bosque.
Deja que yo me duerma mientras todo se muere, y asi cuando despierte cenizas ya ni queden.
Hare de este tiempo un sueño guardado. Y Cuando despierte...
Cuando abra los ojos todo sera lo que nunca existio.
Un bonito sueño en un bello amanecer.

martes, 24 de febrero de 2015

Duele, duele hasta el fondo.
Donde la voz se pierde entre el silencio.
Fluyen, las palabras mudas que nunca se dijeron.
Y se avista la barca que me estaba esperando.
Navego sin rumbo, hacia el mar adentro.
Sumergiendo cada recuerdo hasta que se ahogue y dudo.
Dudo si tal vez hice lo correcto.
Si la mar mece hasta la inmensidad, si nada impide que tome el camino...
Tendre que continuar.
Matando el dolor en cada estrella y contando los soles que ya no queman.
Tirare las ilusiones y abandonare las prendas que hicieron de mi historia mas condena.
Duele en lo profundo, duele.
Donde conversan las ninfas de la odisea.
Sacar a flote lo que no hallaba contigo.
En lo profundo duele.
Marinera entre los faroles del cielo,
Surcare los mares hasta hallar mi centro.
Duele lo que siempre quise y se perdio en un momento.
En lo profundo, duele

martes, 17 de febrero de 2015

Con tus manos, con las mias.
Se forma el mundo que ahora vemos.
Con tus gestos, con los mios
La calma esta naciendo.
Aportamos al diario las luces que no vemos.
Desvelamos miedos en cada intento por detenernos.
Y el mar sigue fluyendo, con las mismas olas, con el mismo viento.
Con tu reflejo, con el mio
Se crea el universo tan enorme, tan infinito.
Redes invisibles rodean nuestros mecanismos, para no saltar la barrera y encerrarnos en lo mismo.
Renace el sol que murio ahogado en el horizonte.
Silba la noche en este silencio.
Y si su estela me vuelve a tocar, sere grande, sere brillante, sere todo en ese instante.
Duermen los deseos, descansan para despertarse de nuevo.
Mientras todo pasa y sigue fluyendo.
El mundo que ves se crea de nuevo,
Somos nosotros los que pintamos de nuevo.

martes, 11 de noviembre de 2014

Donde hay luces, existen las farolas.

Hemos decido abandonarnos en lo absurdo, dejar que decidan otros.
Hemos decidido que las metas se hallaban antes de lo previsto,
 para no incurrir en el disgusto.
Donde hay luces, existen las farolas.
Los grandes mitos se han quedado en la vereda,
olvidados del mundano ruido que ensordece la conciencia.
Hemos aceptado el reto de abandonar antes de tiempo.
Donde hay luces, quizás existan las farolas.
Perdimos la moral, sin haberla conseguido.
Abandonamos el orgullo antes de que hubiera crecido.
El sendero que marcaron nosotros le seguimos.
Tórtolas de la noche esperando un nuevo brillo.
Donde hay luna, quizás exista la noche.
Hemos dejado el control en manos de unos torpes locos.
Mentes paralelas que se encauzan al mismo ritmo,
como los sincronizados relojes esperando algo más de cuerda.
Dame lo digerible que no quiero masticar la mierda.
Aliviamos las penas en los cubos de basura,
estruendos y sonoros los gritos de los otros.
Donde hay un libro, quizas exista la cultura.
No quiero saturar mi mente con tanto dato que no entiendo.
Dame pocas palabras y muchos dibujos.
No dejes que se canse ese músculo que nunca uso.
Llename de idioteces para no mirar de frente.
Hemos decidido que cualquiera nos piense,
nos haga nuestras las sus ideas,
Hemos dejado que el fuego nos caliente
y hasta el último intento ha sido quemado.
Hemos dejado que lo fácil nos invada,
olvidando lo que somos, olvidando nuestra garra.
Donde hay personas, quizás existan mentes.
Donde hay luces, quizás solo sea una farola.


lunes, 4 de agosto de 2014

En cada burbuja del tiempo se escapo una idea, un sueño.
En cada burbuja un halo de deseos.
Como abrir los ojos para ver el mundo entero, como he de abrirlos si en cada intento pestañeo.
En cada rincón un enigma que siempre nos espera.
Como agrandar los pulmones para respirar todo el viento, como he de inspirar si en cada uno lo expulso de nuevo.
En cada escalón un recuerdo, en cada escalón un nuevo reto.
Aprendí tantas cosas que tuve que olvidarlas de nuevo.
Como saltar hasta arriba sin flexionar todo el cuerpo, como aprender a correr si siempre estuve frenando.
Una mano se puede tender y caer en el olvido,  una mano que vuelve a mecer la dulce cuna.
Quiero gritar tan fuerte sin quedarme afonica en este grito, quiero aprender del viejo a mirar sin ser mirado.
Puedo ser capaz de trepar por la muralla sin saber que hay detras de sus paredes.
Sólo el intento a veces es más importante, sólo poder seguir caminando en este paisaje.
Quiero llevarme tanto al tarro del recuerdo, quiero vivir todo intenso y combinarlo con el bello silencio.
Como ser capaz de mesurarlo correcto, si son las ganas de seguir las que me hacen parar antes de tiempo.
Fluye tan dentro las emociones que aveces quieren salir a convencer al secreto.
En cada molino de viento una ilusión, un soplido eterno.
Como saber vaciar la maleta para llenarla de nuevo.
En cada diván hay un loco y en cada loco un gran espejo...